Blogging tips

martes, 9 de agosto de 2016

La casa danesa de Natalia Sanchez Echevarría

Hoy me apetecía hacer una visita y observando casas a las que observar, he encontrado esta. Es la vivienda en Dinamarca de la interiorista Natalia Sanchez Echevarría.

Lo que he podido averiguar sobre la interiorista Natalia Sanchez es que para hacer su trabajo se basa en la personalidad de sus clientes ayudándose de texturas, detalles con materiales naturales, muebles hechos a mano... Para eso hace falta mucha comunicación previa al proyecto y observando el resultado de su trabajo no me cabe duda de que es capaz de sacar lo mejor de los clientes que llegan a ella. ¿Qué observas?

La sala de estar es sencilla, tonos relajados y materiales naturales y frescos. La naturaleza está en cada centímetro. Es muy funcional y llena de mezclas de estilos dando como resultado uno muy personal con toques escandinavos.





La zona del comedor es muy sencilla, aunque puede seguir leyéndose que las mezclas estarán presentes en toda la vivienda. Una mesa de diseño con sillas de madera muy escandinavas. 



Esta otra sala parece un espacio reservado a los libros y al arte. Es donde se encuentra el contraste más fuerte entre lo moderno, como la mesa baja con patas de cuerpos geométricos, con lo vintage, como el sillón tapizado en lana. La naturaleza sigue estando presente.



Esta sala incluye zona de trabajo.



En la zona del recibidor también hay arte y podemos observar que en esta zona sí que hay color en las paredes, curiosamente un tono rosa cuarzo, el color del año. Muy femenino y amable, ideal para recibir visitas.



No sé si es casualidad, pero el otro color del año también está presente en esta vivienda: el azul serenidad. Su propio nombre indica que es perfecto para dormitorios y crear ambiente relajados. En este podemos seguir encontrando piezas vintage, como la mesita de noche, la lámpara y el espejo. La naturaleza sigue acompañándonos por este recorrido.




Y por último, una parte del baño que deja entrever, como no podía ser de otra manera, que el estilo y la naturaleza llenan hasta el último rincón. Azulejos amarillo mantequilla que recuerdan al siglo pasado combinadas con piezas actuales y brillantes.



No podemos dejar de observar la casa de esta interiorista porque es un perfecto ejemplo de que el estilo, sea cual sea el que elijamos, tiene que llevarse a hasta el último rincón, y ella como profesional, no solo lo hace, sino que mezcla piezas que podrían ser esculturas, adaptado sus gustos y personalidad en cada rincón. ¿Pensabas que encontrarías la típica casa estilo escandinavo? Lo que acabas de observar es mucho más.

Observa & Decora 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips
Blogging tips